Las lesiones en corredores son comunes, la mayoría son leves a veces son la respuesta natural del cuerpo a una actividad irregular. Pero, aunque son comunes, hay muchas que se pueden evitar; hemos pensado en reunir las causas y consecuencias más comunes y darte unos tips que pueden ayudarte a evitar lesiones al correr.

Primero veamos las causas más comunes de lesiones, ya desde este punto podrás ver que muchas lesiones son completamente evitables. Si haces cualquiera de estas cosas, será mejor que de ahora en adelante pongas más cuidado en proteger tu cuerpo y realizar bien tus rutinas.

Recomendado: ¿Cómo empezar a correr desde cero?

Causas más comunes de lesiones al correr

#1  No calentar: el calentamiento es importante porque hace que tu cuerpo se prepare para la actividad física, principalmente si vas a empezar a correr después de mucho tiempo o comienzas desde cero.

Al estar frío, tu cuerpo es rígido, cualquier movimiento brusco puede causar desgarro de las fibras musculares, una lesión en los tendones o un daño articular severo.

#2 No estirar: los estiramientos se realizan antes y después de la rutina, no hacerlos provoca contracturas musculares o la rotura de las fibras de los músculos, causando dolor intenso.

#3 Zapatos inapropiados: las zapatillas de correr están diseñadas para reducir lo más posible el impacto de correr. Además, se ajustan a la caída del pie; correr con zapatillas que no fueron diseñadas para eso, expone tus pies a posiciones peligrosas llegando a causar quebraduras.

#4 Terrenos irregulares: correr sobre superficies irregulares, como un bosque o montaña, requiere más concentración. No es imposible, pero toma en cuenta que si no tienes cuidado puedes dar un paso en falso.

#5 Distancias exageradas: esto pasa en ambos extremos, tanto a quienes van empezando y se exigen demasiado, como aquellos experimentados motivados por correr un kilómetro más. Aprender a escuchar a nuestro cuerpo es crucial.

¿Cómo evitar lesiones al correr?

  • Calienta al menos 15 minutos

  • Estira antes y después de terminar la ruta

  • Evita las horas pico del sol, eso te agota más

  • Ve a tu ritmo, no te compares

  • Dale un vistazo al terreno y evalúa si puedes con él

  • Usa zapatillas adecuadas

  • Ve al médico para chequear tu condición

  • No subestimes los dolores “leves”

  • Cuida tu alimentación

  • Protege tus articulaciones de ser necesario

Consecuencias de no cuidar una lesión 

Existen muchas consecuencias de no cuidar una lesión y con cuidar nos referimos a tratarla con un profesional, NO a intentar sanarla con remedios caseros o masajes “milagrosos”. Hay muchos casos en los que una lesión se ha agravado por este tipo de procedimientos.

Se sabe de corredores que no pueden volver a correr por las secuelas de una lesión al correr, una lesión leve puede convertirse en una gravísima si se deja pasar mucho tiempo.

Por otra parte, hay atletas que por su experiencia saben reconocer cierto tipo de lesiones y tratarlas, por ello -y de buena fe- hacen recomendaciones. Pero cada cuerpo es distinto y lo correcto es que no solo te quedes con su opinión sino que también busques la profesional.

En la comunidad Runners503 queremos que te mantengas sano y nos puedas acompañar en todos nuestros eventos. Por ello te pedimos seguir las recomendaciones de tu médico.