Una de las cosas más importantes de correr, es que es saludable, ayuda a tu cuerpo y previene enfermedades. Hasta aquí todo parece indicar que estamos en el camino correcto, pero todo lo anterior puede volverse exactamente lo contrario si cometes errores al correr.

En nuestra vida cotidiana cometemos múltiples errores diariamente, pero solo aquellos graves son los que quedan en nuestros recuerdos y tienen un efecto significativo en nuestras vidas o trabajo. Cuando corremos, igual cometemos errores, el problema es que en el running hasta los errores más pequeños pasan factura.

Error 1: no usar las zapatillas correctas

Las zapatillas deportivas tienen diferentes diseños para diferentes propósitos, unas te dan estabilidad, otras previenen deslizamientos, muchas protegen tu pie. Cuando corremos con las primeras zapatillas que tenemos en casa, y estas resultan ser inadecuadas, tomamos un riesgo del que muchos no son conscientes.

Los motivos de esto pueden ser: el desconocimiento de que existen zapatillas para cada actividad física. La creencia que este tipo de zapatillas requieren una fuerte inversión económica. La poca importancia que se le da a las consecuencias físicas.

Pero, ¿qué daño podría hacernos correr con zapatillas inadecuadas?

  • Lesiones en el tobillo

  • Daño en articulaciones

  • Riesgo de caídas

Si cometes este error, corrige de inmediato, no es necesario que inviertas demasiado dinero, hay opciones económicas en las tiendas.

Error 2: ignorar el dolor

Existen dolores naturales y dolores de cuidado, pero eso debe determinarlo un médico: el error es que muchos nos solemos tomar esa atribución. Los peligros que esto representa son variados.

Si somos realistas, un dolor no puede representar gran cosa para nuestra salud, pero también puede representar una lesión de poca importancia que se está convirtiendo en una lesión más grave, gracias a que decimos no ir al médico.

Parte de un entrenamiento inteligente, implica que los runners debemos aprender a escuchar a nuestro cuerpo, para no cometer errores al correr. Siempre recomendamos, sin importar cuántos años lleves en el mundo del running, que programes visitas médicas de rutina para descartar problemas.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Error 3: No estirar ni calentar

Este tema ya lo hemos tocado en anteriores artículos, pero es un error que todavía se sigue cometiendo: no estirar ni calentar antes y después de correr. Los corredores primerizos no saben la importancia de esto y los experimentados, aunque saben que es recomendado hacerlo, no le toman importancia.

Te recomendamos leer: tips para evitar lesiones al correr

El calentar y estirar ayuda que el cuerpo se recupere, que los músculos trabajen mejor y desde luego ayudan a evitar:

  • Calambres

  • Lesiones

  • Poca resistencia

Error 4: no saber cómo respira

Este error es interesante, sobre todo porque a veces creemos dominarlo. Al correr debemos tomar en cuenta que los pulmones demandan más oxígeno, por ello no deberíamos respirar superficialmente desde el pecho, sino desde el estómago.

Otro aspecto importante es la frecuencia de respiración, esto dependerá mucho de la exigencia del entreno o carrera. Saber respirar trae como beneficios:

  • Mejorar la resistencia

  • Aumentar la rapidez

  • Disminuir el cansancio

  • Mejorar la capacidad pulmonar

Error 5: alimentación

Un mito que existe en el deporte en general, es que el ejercicio te hace bajar grasa. Eso es falso. Para empezar porque lo que te hace subir de peso es aumentar la dosis calórica, por tanto, lo que tiene más incidencia en la pérdida de grasa es la alimentación.

Evidentemente hacer ejercicio acelera los resultados, ya que tu cuerpo quema más grasa. Pero, de nada te servirá hacer mucha actividad física si no balanceas tu alimentación.

Lo mismo pasa si estás persiguiendo metas más puntuales como el ganar una carrera. La alimentación es clave para desarrollar resistencia, velocidad y energía.

En este sentido, no aconsejamos regirse por dietas que encuentres por Internet, ya que cada cuerpo es distinto y las metas también. En su lugar, recomendamos ir con un profesional para que haga una evaluación, le cuentes tus metas y la actividad física que haces, para que pueda recomendarte una dieta a medida que te acercará a tus objetivos.

Asegúrate de no cometer estos errores al correr, cuida tu cuerpo, tu entrenamiento y tu alimentación. No olvides que nos mantenemos compartiendo tips, datos nutricionales, noticias relavantes y por qué no, unos cuántos memes del mundo del running en nuestras redes sociales @runners503