El agua es el principal componente del organismo humano y representa, en promedio, el 60% del peso corporal de una persona. Este líquido cumple vitales funciones como la de transportar nutrientes, apoya además la secreción de desechos y la regulación térmica, donde el volumen que se elimina diariamente por los riñones depende del estado de hidratación.

La recomendación de la mayoría de expertos es que cada día de media se beban 2 litros de agua. Cuando se consume menor cantidad el cuerpo lo nota y emite ciertas señales a las que uno debe estar alerta.

Conoce más con la Lic. Evelyn de Aguilar, nutricionista deportiva.